Saltar al contenido

Nicaragua es una olla a presión a punto de explotar

mayo 20, 2021

Una segunda insurrección cívica de los ciudadanos nicaragüenses no parece lejos ni mucho menos imposible, debido a las constantes violaciones a los derechos humanos y libertades públicas que lleva a cabo el régimen de Daniel Ortega.

Este jueves 20 de mayo, la dictadura sandinista ha empezado un plan para inhibir a Cristiana Chamorro, candidata opositora a la presidencia de Nicaragua que cuenta con un gran apoyo popular.

De igual manera, los agentes de la policía orteguista que fue sancionada por los Estados Unidos, procedió a tomarse a la fuerza las oficinas del medio Confidencial del periodista Carlos Fernando Chamorro por segunda vez, en una clara agresión al periodismo independiente.

Por estas dos agresiones del régimen de Ortega, el precandidato presidencial Félix Maradiaga, hizo un llamado a los demás precandidatos, para salir a las calles a protestar y levantar a la gente para hacer frente a las medidas que toma Ortega para impedir enfrentar a la oposición en las próximas elecciones presidenciales.

Agregado a esto, la economía del país marcha mal, con los precios de los combustibles e insumos básicos incrementando en cada fin de semana, el malestar social crece en contra de la dictadura sandinista.