Saltar al contenido

Walmaro Gutierrez: De cantante a criminal internacional sancionado por Estados Unidos

diciembre 27, 2020
Walmaro Gutiérrez sancionado por Estados Unidos

A principios de los años 90’s Walmaro Gutiérrez quería brillar en el arte del canto y se destacaba como un joven cantante aficionado, casi 30 años más tarde ese mismo Walmaro fue sancionado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, por ser un criminal que reprime a los ciudadanos nicaragüenses y a organizaciones de ayuda humanitaria.

En el año 1993, con apenas 25 años de edad y vestido con un traje blanco, Walmaro canta «Cuando tengo tu amor» en el festival OTI de la canción en Valencia, España.

Walmaro Gutiérrez en aquella época figuraba como un artista con una buena proyección, utilizaba trajes muy apretados, diseñados exclusivamente por su madre, doña Ana Mercado, una modista, en esa época Gutiérrez logra participar en el programa Sábado Gigante.

30 años más tarde, Walmaro Gutiérrez es entrevistado por varios medios de comunicación, pero la razón es para conocer su reacción luego de las sanciones que le puso el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, por el hecho de ser un violador de los derechos humanos de los ciudadanos nicaragüenses.

Tras más de 23 años como diputado en la Asamblea Nacional, se ha convertido en una de las más importantes fichas del frente sandinista en el parlamento, llegando a ser el principal promotor de tres leyes que violan los derechos de los nicaragüenses.

Dentro de estas tres leyes esta la famosa «ley putin» de agentes extranjeros, que obliga a organizaciones no gubernamentales a reportar los ingresos y donaciones que provengan del exterior.

Otra de las leyes es la «ley mordaza», la cual prácticamente criminaliza a cualquier ciudadano que utilice las redes sociales para criticar al régimen de Daniel Ortega.

En los últimos dos años, Walmaro Gutiérrez ha promovido y aprobado leyes que socavan la democracia en Nicaragua, en beneficio de la dictadura sandinista de Daniel Ortega, algo por lo cual Estados Unidos no dudo en criminalizar al parlamentario oficialista.