Saltar al contenido

Ortega atento a elecciones en Estados Unidos: El régimen desespera por una negociación con la potencia

octubre 31, 2020
Daniel Ortega espera negociar con Estados Unidos

Luego de una resolución en la Organización de Estados Americanos, en donde se le exige a la dictadura sandinista ejercer para antes de mayo de 2021 una serie de reformas electorales que permitan unas elecciones transparentes y ampliamente vigiladas. El dictador espera paciente las elecciones en Estados Unidos para analizar si su situación cambiaría para bien o para mal y anticipar una negociación con el gobierno norteamericano.

Para el analista político Oscar René Vargas, a su criterio considera que el régimen busca una negociación con Estados Unidos, pero para ello se tiene que esperar hasta después del 03 de noviembre, día de las elecciones norteamericanas.

«La resolución de la OEA carece de garra, por lo cual aparenta ser una ventana para una futura posible negociación del régimen con el gobierno electo en Estados Unidos», afirma Vargas.

Unas elecciones amañadas en noviembre de 2021 en conjunto con los partidos satélites, no le ayuda a Ortega a detener ninguna de las crisis que lo afrentan, y nulamente se atreva a aceptar unas elecciones transparentes, debido a la gran cantidad de nicaragüenses que exigen su salida del poder.

La cúspide sandinista que maneja los hijos del poder están enterados plenamente en que la dictadura esta metida en un callejón sin salidas, en donde de reelegirse en unas elecciones cuestionadas solo traerá consigo el rechazo y la ilegítimidad ante la comunidad internacional.

El dictador ampliamente considera mejor la posibilidad de negociar con la potencia mundial, antes de perder agresivamente las elecciones y ser vulnerable legal, financiera y políticamente.

De mantenerse en el poder, su régimen se vería fuertemente afectado por la llegada de más sanciones, mayor presión internacional y mayor descontento social, lo cual sumado a la inestabilidad que ya tiene su dictadura, podría verse ante espaldarazos de muchos allegados y cercanos.