Saltar al contenido

Nicaragua es el único país que impide la repatriación de sus nacionales

abril 21, 2020
Varados en la frontera de Nicaragua

Nicaragua es el único país de la región que tiene las fronteras abiertas para los extranjeros, pero el régimen de Daniel Ortega las ha cerrado totalmente para los propios ciudadanos.

Alrededor de 200 nicaragüenses se encuentran totalmente varados en otros países sin poder entrar a Nicaragua, por decisión del dictador Daniel Ortega.

Los demás países de la región centroamericana han decidido cerrar sus fronteras de manera total para contrarrestar la pandemia de coronavirus, sin embargo el régimen de Ortega no ha tomado esta medida preventiva.

El régimen ha facilitado la entrada al país de extranjeros, pero el pasado 17 de abril canceló dos vuelos de repatriación con 160 ciudadanos nicaragüenses que se encontraban en Gran Caimán, asegurando que las fronteras se cerraban día, pero sin la emisión de un decreto oficial.

Este sábado 18 de abril también se le impidió la entrada a otro grupo de ciudadanos nicaragüenses que pretendían entrar por vía terrestre al país.

“Nos mencionaron que ya Nicaragua había cerrado sus fronteras y que por lo tanto no podíamos ingresar, pero se estaba gestionando la entrada”, mención uno de los ciudadanos varados en la frontera entre El Salvador y Nicaragua.

Analista político ve insólita la decisión del régimen sandinista

Para el analista político José Pallais Arana, esta repentina medida del régimen sandinista de Daniel Ortega representa un acto inconstitucional y atípica.

“Es un derecho de todo nicaragüense el poder ingresar a su país cuando esté lo estime conveniente”, aseguró el analista político y ex diplomático miembro de l Alianza Cívica.

Mientras los demás países del mundo organizan y gestionan repatriaciones de sus nacionales, el régimen de Ortega no permite el ingreso de los nicaragüenses que permanecían en el exterior.