Saltar al contenido

Los sacerdotes se encuentran en segunda línea en la batalla contra el coronavirus

marzo 26, 2020
Sacerdotes en contra del coronavirus

La pandemia de coronavirus o covid-19 sigue afectando a los principales países del planeta y golpeando fuertemente al sector salud, el cual se encuentra en primera línea de batalla frente a esta amenaza sanitaria global.

En segunda línea de la batalla está la Iglesia, por ejemplo en la región más afectada de Italia han fallecido 60 sacerdotes, 22 de ellos en la ciudad de Bérgamo, la ciudad más golpeada por la crisis del covid-19 en el país europeo.

«Me atrevería a asegurar que los párrocos estamos en segunda línea y debemos de reconocer la labor de los médicos, enfermeros y enfermeras, por los riesgos que asumen cada día», explicaba Guiseppe Locatelli, párroco de Albino al medio internacional Euronews.

A principios del mes de marzo, cuando la pandemia comenzó a golpear con fuerza al país, el Papa Francisco solicitó a los curas y párrocos que «tuviesen valor y visitaran a los enfermos».

El sacerdote de Casnigo, al no saber que el virus era tan peligroso, visito a los fieles que habían enfermado, llevó a cabo funerales y cuando se infectó, no detuvo su labor pastoral, lamentablemente falleció.

El sacerdote más joven que ha perdido la vida a causa del coronavirus tenía 53 años, pero la mayoría superaban los 70 años y ya padecían otras enfermedades.