Saltar al contenido

Gobierno sandinista convierte a Gustavo Porras en una figura decorativa

julio 13, 2019

Este sábado 13 de julio del 2019, se llevo a cabo una sesión extraordinaria en la Asamblea Nacional, para retirar diversas facultades al presidente del poder legislativo, Gustavo Porras, quien fue recientemente sancionado por Estados Unidos.

El dictador Daniel Ortega aprovechó su control sobre el poder legislativo para reformar dos leyes y así lograr maniobrar su gobierno frente a las sanciones de los Estados Unidos.

Con las nuevas reformas, el presidente de la Asamblea Nacional, Gustavo Porras queda como una figura plenamente decorativa dentro de ese poder del estado.

Las reformas a la ley orgánica 290 le permiten al dictador Daniel Ortega nombrar más ministros y más vice ministros en una institución, y la reforma al poder legislativo le permitirá atribuir las facultades del sancionado Gustavo Porras a otros diputados.

Con un total de 70 votos a favor y solo 15 en contra, el oficialismo logró concretar las reformas al articulo 17 de la ley 290, la cual dará lugar a más nombramientos de ministros y vice ministros.

La reforma al poder legislativo establece que el encargado de aprobar y firmar las leyes, decretos y declaraciones será el secretario del parlamento, en este caso la sandinista Loria Dixon.