Saltar al contenido

Turbas sandinistas continúan asedio a la familia Alonso y otras familias en León

junio 30, 2019

Desde mediados del mes de diciembre del 2018, la familia Alonso en León es asediada por integrantes de la policía sandinista comandados por Fidel Domínguez, quien es jefe departamental del principal instrumento represor de la dictadura Ortega-Murillo.

Al asedio policial se suman los paramilitares financiados por el gobierno sandinista, quienes amenazan a la familia con acciones violentas si no se exilian en el extranjero.

El asedio no solo es a la familia Alonso en León, sino que también otras familias cercanas a ellos, a quienes las turbas califican de «golpistas», por el simple hecho de haberse levantado en protesta en contra del régimen sandinista.

«Han inventado que recibimos dinero de Estados Unidos, que hemos financiado los tranques, que hemos brindado armas, que somos delincuentes», mencionó un miembro de una de las familias asediadas en la ciudad de León.

Los paramilitares circulan por la ciudad de León a altas horas de la noche y se movilizan en motocicletas formando un grupo de entre 10 y 20 motorizados completamente encapuchados, quienes se dedican a asediar e intimidar.

Según la información que se maneja, se reúnen en la estación policial cercana al mercado La Estación de la ciudad universitaria, y desde allí parten hacía los distintos barrios de la ciudad.