Saltar al contenido

A un año del primer diálogo, Nicaragua todavía sigue sumida en una grave crisis

mayo 16, 2019

A un año de la inauguración del primer diálogo nacional, que pretendía sacar al país de la crisis, todavía se siguen cometiendo graves violaciones a los derechos humanos fundamentales de los ciudadanos nicaragüenses.

Un 16 de mayo del año 2018, se instaló la mesa de negociación, con la Iglesia Católica como mediadora, y todo un país bajo la expectativa, mientras las carreteras estaban trancadas por campesinos y estudiantes.

En es inauguración del primer diálogo, el estudiante Lesther Alemán se salto la palabra de Daniel Ortega, para expresar el sentir de la mayoría de la población.

«Esta no es una mesa de diálogo, esta es una mesa para negociar su salida y usted lo sabe muy bien», fueron las palabras del joven, mientras el país entero observaba por medio de la televisión y redes sociales.

Un año después, toda clase de manifestación, concentración y movilización esta totalmente prohibida por la policía sandinista, a pesar de ser un derecho establecido en la Constitución Política de la República de Nicaragua.