Saltar al contenido

El triste accionar de una dictadura que tiene los días contados

noviembre 3, 2018

El pasado 2 de noviembre, día en que se conmemora a los fieles difuntos, el régimen Ortega-Murillo intento apresar la memoria de los más de 500 nicaragüenses que fueron víctimas de la represión gubernamental, desde el pasado mes de abril; no contentos con haber llenado de luto y dolor a las familias nicaragüenses, también se han ensañado que querer borrar de nuestra memoria y recuerdo a los valientes guerreros que ofrendaron su vida por la Liberación de Nicaragua.

“Las dictaduras siempre emprenden una lucha imposible contra lo inevitable: Su Final. El Orteguismo no es la excepción: ellos atentan, apresan, torturan, humillan… Ayer 2 de noviembre hasta parecía que pretendían apresar la memoria de sus víctimas corriendo tras de ellos en los cementerios”. Apuntaba el exdiputado Eliseo Núñez Morales para quien estos actos intimidatorios son una razón mas para expresar con todo orgullo que “Vamos Ganando“, que “Los Tenemos Locos“, que cada día está más cerca la caída del régimen.

El periodista de Confidencial Carlos Salinas Maldonado señalaba: “La Rosario Murillo profanó hoy no solo los panteones, también el dolor de los nicaragüenses”. Al llenar de sus seguidores mas fanáticos todos los cementerios del país. “Al invadir y reprimir en el camposanto se metió con algo tan íntimo como la relación de las personas con sus fallecidos”. Dejando en evidencia la Anormalidad que vive el país y el miedo a las expresiones espontaneas en la Lucha Cívica que iniciamos en abril. “Ya no hay límites. Esta mujer está loca. Pobre Nicaragua” termina expresando el periodista.

Ver las imágenes de la detención arbitraria, por sexta vez, de don Alex Vanegas “El Maratonista”, en el Cementerio Central de Managua cuando depositaba flores en la tumba de Matt Romero; es señal de la debilidad y asilamiento nacional del régimen al que le incomoda toda forma pacífica de protesta.

Detenciones arbitrarias de varios jóvenes en Nueva Guinea, Jinotega y otras zonas del país solo por pintar tumbas o portar objetos con los colores de nuestra bandera Azul y Blanco; fueron otras de las lamentables acciones que la policía afín al gobierno sandinista llevo a cabo.

Por todo lo que hemos sufrido y vivido, por todo lo que vivimos el día de los difuntos: No es hora de recular, pero hay que evitar que nos hagan daño. Son sus últimos días. ¡La Dictadura va a caer!

El redactor es colaborador de este medio.