Redacción Central. octubre 8, 2018

Existe mucha desconfianza en los estudiantes de las principales Universidades públicas del país dado que los muchachos que han sido expulsados, a los pocos días son capturados por la policía afín al gobierno sandinista. La UNAN-Managua es una de las que sigue expulsando estudiantes y la UNI se prepara para un proceso similar.

El abogado de la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH), Pablo Cuevas afirmo que el hecho de que los estudiantes luego de ser, sean capturados por la policía, explica que las autoridades de las universidades están trabajando en conjunto con instituciones del estado, dando un duro golpe a la autonomía universitaria.

“Desde hace muchos años se perdió la autonomía universitaria, dado que las autoridades del partido gobernante son las que toman las decisiones a su antojo, podemos observar como se trabaja en conjunto con la policía para arrestar a estudiantes que piensan diferente para luego ser procesados por delitos que no han cometido”, manifestó el abogado.

“Mucha gente dice que en estos tiempos es muy peligroso ser joven, yo agregaría que es muy peligroso ser estudiante, por que las autoridades ven a alguien con mochila y empiezan a perseguirlo y vulnerar sus derechos mas elementales” continúo diciendo el defensor de los Derechos Humanos.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenido a PuebloÚnete, nosotros hacemos uso de Cookies con la finalidad de mejorar la experiencia de navegación.